Pasando de la teoría a la práctica, nada como caminar y palpar los lugares de importancia histórica mencionadas en el aula de clases, no es lo mismo ir al Casco a pasar un rato con los amigos, que ir a conocer su historia como lo han hecho los estudiantes de undécimo grado.